ENTREVISTA: Woody Allen sobre Un Día Lluvioso en Nueva York

ENTREVISTA: Woody Allen sobre Un Día Lluvioso en Nueva York

Esta semana se estrena en los cines de México la cinta Un Día Lluvioso en Nueva York y con tal motivo Woody Allen habló con Marta Moleón sobre su cariño a la ciudad y a las películas que se han convertido en su refugio en la tormenta.

Un Día Lluvioso en Nueva York cuenta la historia de una pareja de universitarios, Gatsby (Timothée Chalamet) y Ashleigh (Elle Fanning) que tomarán caminos separados para encontrar una nueva línea de vida en la Gran Manzana.

En la película, escrita y dirigida por Woody Allen, también participan Diego Luna, Liev Schreiber, Selena Gomez, Cherry Jones, Rebecca Hall y Jude Law.

–¿Qué le sobra a Nueva York como escenario cinematográfico y qué le falta como ciudad habitable?

Yo vivo en Nueva York, crecí allí y lo conozco muy bien. Por lo tanto, me siento muy como en casa cada vez que piso sus calles. Lo que más hecho de menos es mi ducha (risas).

–España es el segundo país dispuesto a estrenar esta película… Como apuntaba Ortega, ¿Europa es la solución?

Siempre, no sé por qué, he sido muy popular en Europa. Desde la primera película que hice en 1968, por algún motivo les encantó. En Francia, en Alemania, en Inglaterra, en España. Me considero muy afortunado porque toda mi vida en el mundo del cine siempre he tenido un seguimiento muy leal por toda Europa, Suramérica y Oriente Medio. Me parece que eso tiene que ver, en parte, porque mis películas han ganado algo con la traducción (risas).

–¿Alguna vez ha sido capaz de denostar a alguien profundamente por el sonido de su risa como le pasa al hermano de Gatsby o por cualquier otra característica irritable?

¡Ay que gracia! Yo no. Pero verás, si que tengo un amigo que tenía un familiar que no quería casarse con la chica por la manera que tenía de reír. Decía que le desconectaba del mundo. Ella le encantaba, porque era realmente maravillosa, pero no soportaba su risa y siempre quise tomar una nota mental de esta especie de fobia para incluirla en alguna de mis películas.

ENTREVISTA: Woody Allen sobre Un Día Lluvioso en Nueva York
ENTREVISTA: Woody Allen sobre Un Día Lluvioso en Nueva York

–¿De qué forma diría que ha aprendido a relacionarse con el amor dentro de su cine?

Con esperanza. Todavía hay espacio para el romanticismo. Eso es algo de lo que estoy completamente seguro. En todos los países, todo el mundo busca el romance con independencia del género al que pertenece. Nos encanta hablar de romances, implicarnos, vivirlos y mirarlos de cerca. Sin el romanticismo la existencia sería algo verdaderamente triste.

–¿La edad puede resultar un condicionante del deseo?

¿En esta historia te refieres? (repregunta para dejar claro que su respuesta tendrá que ver con la película y no con su vida personal). Sin duda sí. Gatsby nunca ha tenido una relación buena con su madre por ejemplo y, sin embargo, cuando decide tener en cuenta su edad y empieza a analizar por qué se comporta de ese modo, se da cuenta de que su personalidad puede llegar a ser mucho más compleja de lo que él creía al principio. La edad siempre revela secretos.

ENTREVISTA: Woody Allen sobre Un Día Lluvioso en Nueva York
ENTREVISTA: Woody Allen sobre Un Día Lluvioso en Nueva York

–¿El tratamiento de la diferencia entre clases sociales presente en Un día de lluvia en Nueva York es un reflejo fidedigno de lo que somos o más bien de lo que fuimos?

Mmm, en el caso de Gatsby me interesaba mostrar eso que se conoce por el “clásico chico del Upper East Side”, que vive en un entorno acaudalado, rodeado de una familia que tiene mucho dinero pero que sin embargo rechaza ese tipo de vida porque le resulta artificial. Él lo que quiere es ser un jugador póker y tocar el piano. Los hijos de las familias adineradas que conoce Gatsby son igual que él. Tienen toda clase de facilidades para ascender en la escala social de la vida y, sin embargo, lo rechazan porque prefieren no seguir lo que sus padres les dicen, ni convertirse en las personas que ellos quieren que sean. Desean hacer su propia vida en un entorno más complicado e interesante a través de profesiones y ocupaciones que también lo son. Por otro lado Alison, encaja dentro del prototipo de chica americana. Es la típica estudiante universitaria, ambiciosa, dulce, amable y que quiere hacer las cosas bien. Se ve un poco sorprendida por la presencia de los ídolos, los héroes del rock. Es ese tipo de chica que uno reconoce fácilmente en la universidad. El estatus de ambos se fusiona, se funde.

Gatsby y Woody Allen…

La única similitud que creo que existe es que a ambos nos encanta el Nueva York romántico a la antigua. Las canciones de antes, los “night clubs”, las cafeterías donde la gente solía tocar el piano, cantar canciones… Es decir, todo ese sentimiento del Nueva York de antes. A veces me hubiera gustado vivir 20 o 30 años antes, pero después me pongo a pensar en el hecho de que no hubiera habido antibióticos y se me pasa. A Gatsby le gusta Nueva York cuando era diferente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s