SÓLO POR COTORREAR: La crisis en los restaurantes chinos de USA

En esta sección de Filmatronik te presentamos algunas cosas que puedes decir en una conversación con amigos y familiares. Esta semana te contamos sobre la crisis en los restaurantes chinos en Estados Unidos, y que los está llevando a cerrar.

Primero empecemos por el principio, y vayamos a los años 60, cuando cientos de miles de chinos viajaban a Estados Unidos a vivir el sueño americano, muchos de ellos chefs que decidían abrir sus propios lugares en la tierra de la libertad y que comenzaron a hacer negocios muy fructíferos que llevaban a sus familias a tener unas vidas excelentes.

Este año, según reporta el New York Times, una buena cantidad de dueños de restaurantes chinos en USA han decidido que es tiempo de retirarse, como el Señor Sit que ha sido dueño de Eng’s durante más de 40 años y que con 72 ya le es prácticamente imposible continuar. ¿A quién le dejará este negocio? A nadie.

La razón que existe detrás de este cierre general de lugares de comida es que los hijos de estos migrantes chinos se convirtieron en hombres y mujeres con carreras exitosas y bien pagadas, que no van a dejar todo para liderar el negocio que una vez les dio de comer.

Tan sólo en los últimos años han cerrado 1,200 restaurantes chinos cerraron, y en San Francisco, el lugar en el que habita el primer China Town en Estados Unidos ha bajado de 10% de lugares chinos a sólo 8.8, pero según Yelp, el sitio de reseñas de cocina el interés de la gente no ha bajado, solo los sitios en donde poder encontrar este tipo de alimentos.

«Es todo un éxito que estos restaurantes estén cerrando. Esta gente vino a cocinar a Estados Unidos para que sus hijos no tuvieran que hacerlo», dijo al New York Times la escritora Jennifer Lee, una experta en cocina oriental.

Esta crisis es simplemente un reflejo del flujo migratorio que en los 60, por los problemas políticos en China, llevaron a jóvenes a llegar a América y hacer eso lo único que sabían hacer mejor: cocinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *