Reseña: Buscando Justicia

Buscando Justicia (Just Mercy) es un drama legal que acaba de ser estrenado en México, pero originalmente fue mostrada por primera ocasión en el Festival Internacional de Cine de Toronto en septiembre de 2019, para después llegar los cines de Estados Unidos a finales de diciembre.

“…Como puede uno buscar justicia cuando desde el momento en el que naces eres culpable…” Créditos para Warner Bros.

¿De qué trata la película?

Protagonizada por Michael B. Jordan (Fantastic 4, Black Phanter, Creed), Jamie Foxx (Ray, Django Unchained, Amazing Spiderman 2) y Brie Larson (Captain Marvel, The Room), Buscando Justicia nos cuenta la historia basada en hechos reales del abogado Bryan Stevenson, quien durante su carrera de leyes presencia en primera fila la brutalidad e injusticia del sistema legal en contra de las personas de color y con menos recursos.

Durante su pasantía, Bryan ve por primera vez a un persona sentenciada a muerte, un chico de la misma edad que él, del mismo nivel socioeconómico e incluso de su misma iglesia. Llevándole el mensaje de que su sentencia no sería aplicada próximamente, el chico rompe en llanto de felicidad y comienzan a hablar al respecto.

“…Pude haber sido yo…”

Este encuentro con el chico provocó un cambio enorme en Bryan, quien ya graduado de Harvard, elige entre un trabajo de gran prestigio y muy bien pagado, y ayudar a aquellas personas que no tuvieron una defensa digna, e incluso aquellos que no pudieron costearla, siendo condenados a la pena de muerte.

Mudándose a Alabama, Bryan junto a Eva Ansley (Brie Larson) empiezan su labor, curiosamente la mayoría de sus clientes son afroamericanos. Entre ellos aparece Walter “Johnny D” McMillan (Jamie Foxx), acusado por el asesinato de la mujer caucásica Ronda Morrison.

“Todo lo que harán es comerte vivo y escupirte”

Ilegalidades, injusticias, amenazas y trabas son solo algunas de las barreras que encontrará Bryan en su camino para hacer justicia, pero su empeño y fuerza de voluntad, no serán ignorados ni olvidados.

¿Qué podemos esperar de Buscando Justicia?

Buscando Justicia (Just Mercy), basada en los hechos reales narrados en las memorias del mismo nombre y escritas por el mismo Bryan Stevenson, no muestra nada nuevo en cuanto a procesos legales o leyes. Tampoco encontraras algo nuevo en cuanto a las investigaciones de otras cintas de abogados, sin embargo, a diferencia del estilo de otras producciones, donde el sistema legal es justo para todos, en este caso encontramos una clara y palpable disparidad en la distribución de la justicia basado en el color de la piel o el nivel socio-económico.

“Lo opuesto a la pobreza no es la riqueza. Lo opuesto a la pobreza es la justicia”. Esta frase es la mejor representación de lo que hablamos. Con un ritmo estable, Buscando Justicia nos muestra de manera muy clara y cruel lo que es lidiar con un sistema injusto y que incluso te odia. Un sistema, que aún ante la lógica, la ley y la verdad probada, se tapa los ojos y lo niega todo, forzando a las personas a buscar justicia por otros medios. El filme puede parecerle a algunos lento, pero esto se debe a que el director decidió retratar los hechos narrados en el libro lo más preciso posible.

La película ha ganado muy buenas calificaciones: Rotten Tomatos dándole una calificación de 83% y 99% por parte de la audiencia, IMDB otorgó una calificación de 7.5 y muchas otras le dieron una calificación positiva arriba del promedio. Jamie Foxx incluso recibió una nominación por mejor actuación como actor de reparto en la premiación hecha por el gremio de actores.

Si deseas una buena película dramática para este fin de semana, Buscando Justicia es para ti. Solo hay que recordar que la película dura 2 horas y tendrá algunas escenas demasiado emotivas y crueles para algunas personas sensibles al tema.

Antes de terminar quiero hacer mención de la escena que me dejó más impactado, provocándome un enorme nudo en la garganta. El momento en el que un sentenciado a muerte recibe la carta con la fecha de su ejecución. La actuación fue increíble, por decir lo menos. Saber exactamente cuando se acabará tu vida, es un momento que no puedo ni imaginar ni entender, y mucho menos puedo sentir los pensamientos de aquellos que fueron sentenciados injustamente. Al final de la película podrán ver material real de la cobertura de prensa de algunas de estas personas y cómo fueron liberadas en fechas recientes.

Créditos para Warner Bros Studios.