SÓLO POR COTORREAR: ¿Quién era Joseph Goebbles?

Paul Joseph Goebbles, nacido en Alemania en 1987, es considerado hoy en día el creador de la propaganda política moderna tanto por historiadores como personas dedicadas al mismo rubro, quienes han estudiado y copiado sus técnicas para intentar lograr el mismo efecto que él tuvo en su momento.

Un personaje con una historia un tanto conflictiva, hoy en Filmatronik les compartiremos un poco de su vida y obra. Les recordamos que si gustan que hablemos más de él u otra figura histórica nos lo hagan saber en los comentarios de esta publicación o bien a través de redes sociales de Facebook, twitter o en Instagram. Sin más preámbulos empezamos.

¿Quién fue Joseph Goebbles?

Joseph Goebbles, retrato con fecha de 1942.

Goebbles fue, sin lugar a dudas, una figura muy conocida en la historia del mundo, siendo el ministro de propaganda e información del partido nazi. Sus objetivos no fueron los mejores, pero su creatividad e inteligencia lo llevaron a ser considerado, por algunos, como el responsable de llevar a Hitler al poder, y a ser uno de los más fieles seguidores de tan particular líder.

Su dominio de la oratoria, así como su gran patriotismo lo llevaron a formar parte del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP) y tiempo después ser la mano derecha de Adolfo Hitler, apoyándolo desde antes que obtuviera el poder y también durante toda su carrera como el líder de la Alemania Nazi.

Padre, político y antisemita, Goebbles fue un experto agitador de masas al organizar disturbios y enfrentamientos en las calles de Berlín en contra de los comunistas. No se quedó ahí, también usó discursos y manifestaciones violentas para lograr que más personas se unieran al partido, sin olvidar la radio y todos los medios a su disposición para cambiar o al menos alinear la manera de pensar de la gente, hacia lo que el partido quería.

Orígenes de Goebbles.

Goebbles nació el 29 de octubre de 1897 en una familia cristiana de escasos recursos. Llegó al mundo con una salud muy débil; sufrió de problemas pulmonares debido a una inflamación pulmonar con la que luchó mucho tiempo, además de una deformidad en su pie derecho debido a una infección ósea, la cual causo que cojeara, obligándolo a usar un aparato ortopédico al caminar, lo que provocó que sus opositores se burlaran de él y que no pudiera participar en la Primera Guerra Mundial. Solía mentir al decir que este problema fue causado por una herida al participar en dicha guerra.

Esta misma deformidad destruyo sus sueños de ser deportista, así que en lugar de entrenar su cuerpo decidió entrenar su mente, leyendo muchos libros de religión y filosofía. Era el año 1917 y Goebbles aprueba su examen de entrada a la universidad donde aprendió a tocar el piano, participando en varios conciertos y fue el estudiante más sobresaliente de su clase, ganándose el privilegio de dar el discurso en su ceremonia de graduación demostrando no sólo su intelecto, sino también su patriotismo.


Joseph Goebbles, maestro del discurso

-El inicio del ascenso de Goebbles.

Al finalizar la carrera universitaria decide hacer un doctorado en filosofía en la Universidad de Heidelberg, en 1921 para después trabajar en un banco. Acto seguido, cansado del bajo salario, decide dejar su trabajo, lo que lo llevó a una depresión y crisis existencial que casi le cuestan la vida.

Intentó ser escritor, pero tampoco fue lo que esperaba, así que decide unirse al Partido Nacional Socialista Obrero de Alemania (NSDAP). Su gran intelecto lo llevó a subir puestos rápidamente y eventualmente volverse un referente del partido. Tuvo su primer contacto con el movimiento Nazi en 1923, cuando se dió el Putsh de Munich, golpe de estado organizado por el mismo Hitler y otros líderes desde la cervecería Bürgerbräukeller, razón por la cual se llamo al movimiento Putsh de la cervecería.

Aunque el movimiento falló y Hitler fue llevado a las autoridades para ser condenado, su juicio público ayudó a darle más propaganda al partido, ganando más seguidores, entre ellos Goebbles, quien se quedó prácticamente enamorado del discurso político de Hitler, elogiándolo en su diario.

Decidido a tener una mayor participación en el NSDAP, Goebbles opta por trabajar para Karl Kaufmann, líder del Sector de Ruhr del partido, quien lo pone bajo el mando de Gregor Strasser, quien se oponía a su manera a la ideología de Hitler.

En un intento por unir a los distintos líderes de sector del partido, Hitler organiza reuniones para intentar acabar con la separación ideológica y solidificar. Fueron estos discursos y explicaciones  lo que cimentaron el apoyo a de Goebbles al futuro mandatario hasta el final de sus vidas.

El Füher y su mano derecha

El Ministro del Gabinete de Propaganda.

Goebbles sabía cómo, cuándo y dónde mover las masas. Como influenciarlas, cuándo reprimirlas, cuando inspirarlas o cuándo hacerlas molestar. El arsenal de  este hombre para usar en sus propagandas se convertiría en materia de estudios.

A diferencia de Hitler, cuyos discursos siempre eran serios y directo a lo que quería, los discursos de Goebbles eran menos serios, en algunos casos un tanto humorísticos, pero siempre con ademanes y posturas que daban a conocer de manera clara sus opiniones.

Estudiando las estrategias de sus predecesores decide cambiar las reglas y crear nuevas. Los panfletos se volvieron obsoletos, así que decidió crear pósters para llamar la atención, grandes, que fueran imposibles de no ver, con letras rojas y grandes que serían captaran por las miradas de las personas, pero con letras pequeñas que harían que las miraran con detenimiento y pensar el significado del mensaje.

«Nosotros, los trabajadores, hemos despertado. Estamos votando al nacionalsocialismo «
Crédito a Nationalgeographic.com

Discursos ensayados frente al espejo; ademanes que le daban más fuerza a los que decían; oradores que deliberadamente llegaban tarde para darle más emoción y energía. Banderas por todos lados, luces, adornos, sonidos y más. Movimientos físicos que daban mucho a decir y daban mayor fuerza al discurso dicho en ese momento.

-Siempre que se hablaba de la oposición y sus castigos, hacía ese movimiento con su dedo, dándole énfasis a la parte del castigo.

Goebbles usó los medios tecnológicos a su favor, utilizando la radio para dar mensajes de manera masiva y constante, recordándole al pueblo lo que era ser un alemán. Pequeños cortos cinematográficos y libros de escuela para los niños, modificados para que desde jóvenes hicieran arder la llama del nacionalismo.

Los medios eran el arma de Goebbles y él era el maestro de los medios. Sabiéndolos usar y como sacarles provecho, tenía el control de todos los medios de propaganda. Una vez convencida la gente empezó a cobrar cuotas por unirse al partido y otras para asistir a los discursos públicos. A ese grado llegó el poder a este hombre, que lo llevó a ganarse el afecto de Hitler.

-Uso inteligente de los medios de comunicación.

-Su vida personal.

Su gran esfuerzo y dedicación rindieron frutos, llegando a tener un salario envidiable que le permitió vivir en opulencia, siendo capaz de comprar varias propiedades en distintas partes de Alemania y varios autos para él y su numerosa familia.

Goebbles se casó en 1931 con Magda Ritschel, quien en 1930 fue voluntaria en el partido, desempeñando la función de su asistente, organizando sus documentos privados. El año que contraen matrimonio, Hitler fue padrino del novio, de nuevo mostrando el aprecio que sentía por él.

De ese matrimonio nacieron 6 hijos, pero había un séptimo, producto del matrimonio previo de Magda. Su familia perfecta se volvió símbolo del movimiento Nazi, tomándoles fotos constantemente para darle propaganda a la familia perfecta.

-La familia alemana perfecta

Pero la familia Goebbles no era perfecta. En 1936, conoce a la actriz checoslovaca Lída Baarová, con quien sostiene un corto pero tórrido y apasionado romance. Este romance ponía en riesgo la imagen de la familia perfecta alemana, por lo que, cuando llegó a oídos de Hitler, preocupado por esto, decide hablar de la situación con Magda, quien a través de su esposo se volvió amiga cercana del Füher.

El intento de Magda falla y Goebbles considera seriamente abandonar a su familia y al régimen. Hitler no podía permitir esto y decide tener una larga conversación con él, recordándole sus obligaciones hacia la patria y a su familia. Después de esta conversación abandona sus fantasías con Lída y regresa con su familia, tomándose una foto para demostrar que todo marcha bien.

-La familia perfecta y su lider

El fin del ministro y su líder.

En los últimos momentos de la segunda guerra mundial, el 30 de abril, Hitler decide quitarse la vida, no sin antes dejar un testamento donde nombraba a Goebbles como el siguiente Canciller.

Siguiendo la misma línea de pensamiento que su líder, años antes Goebbles discutió con su esposa la posibilidad de quitarse la vida en lugar de huir o ser capturados. Dos días después, el 1 de mayo de 1945, se suicida junto a su esposa e hijos.

Conclusión

Goebbles fue una persona inteligente, ambiciosa, con visión al futuro. Apasionado, desmedido, lo que lo llevo a tener muchas dificultades en su vida, pero fue maestro y amo de su oficio.

Escribió y publicó sus memorias, conformadas por más de 50,000 páginas donde elogió y se decepcionó de su líder. Algunos historiadores coinciden en que padecía un trastorno narcisista de personalidad, el cual le provocaba la búsqueda desesperada y adictiva del reconocimiento y de elogios, sobre todo de Hitler.

Antes de terminar la nota me gustaría dejarles algunas de las frases más importantes de nuestro personaje, así como datos curiosos de el:

-«Mi reputación como orador se está extendiendo por toda Renania entre los partidarios del socialismo nacional y eso que nunca preparo los discursos, me satisface improvisar».

-«Adoro el contrato social de Adolf Hitler. Es una mezcla entre colectivismo e individualismo. La producción debe permanecer como un asunto entre particulares, las grandes corporaciones deben ser nacionalizadas».

***La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas.

-Si te interesa saber un poco acerca del romance que tuvo con Lída, hay una buena película que lo muestra. Se llama The Devil Mistress y se encuentra disponible en Netflix en estos momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *