¿Sabías que los estrenos en cine tardan hasta 2 años en llegar a streaming?

Sony Pictures Home Entertainment lanzó un comunicado de prensa esta semana con los beneficios que tiene para todos nosotros el comprar películas y no esperar a que lleguen al streaming.

«Sony Pictures Home Entertainment te invita a conocer los beneficios de comprar y rentar películas en plataformas digitales como iTunes, Claro Video, Cinépolis Klic o Google Play, en donde los consumidores sólo pagan por lo que quieren ver, cuando y como quieren, sin suscripciones ni cargos mensuales», dice el texto.

De igual forma, colocan algunos lanzamientos importantes de Sony Pictures Home Entertainment que ya están disponibles exclusivamente en plataformas digitales de compra y renta:

Jumanji: El Segundo Nivel
Bloodshot
Bad Boys y Un Buen Día en el Vecindario
Mujercitas
The Grudge

Entre los estrenos en digital destacan también:

La cabaña siniestra con Riley Keough, Alicia Silverstone y Richard Armitage; The Enchanted Princess: The Royal Wedding, una elegante franquicia de animación entre princesas y realeza, que estará disponible en el mes de agosto; así como la película de suspenso Una obra Maestra con Donald Sutherland y la estrella del pop Mick Jagger. 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=vOUVVDWdXbo]

Mitos y Realidades

Mediante una encuesta realizada por Sony Pictures Home Entertainment con una muestra de más de 750 hombres y mujeres mayores de 18 años, consumidores y no consumidores de películas en renta y compra digital. Se determinaron importantes resultados sobre los mitos y las realidades de las plataformas digitales versus las plataformas de streaming.

Según las conclusiones, los consumidores se sienten confundidos con la cantidad de proveedores y la oferta de cada uno; el 65% cree que necesita suscribirse a un proveedor de streaming para rentar o comprar una película.

¿Es necesario suscribirse a una plataforma de streaming como lo es Netflix, HBO o Paramount+ para rentar o comprar una película? No. Más del 50% de los encuestados, tiene una percepción errónea, pues no es posible comprar o alquilar una película a través de Netflix, Paramount +o HBO.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=jKCj3XuPG8M]

De ahí, la importancia de las plataformas digitales de compra y renta en donde el usuario no necesita suscribirse ni hacer un pago mensual para poder adquirir y ver las películas que desea. En esta modalidad el consumidor pagará sólo por lo que quiere ver.

En México las plataformas digitales sin suscripción mensual se dividen en tres y son:

Las plataformas que ofrecen los operadores de TV de paga como,Izzi, Total Play y Megacable, todos enfocados a la renta.

Tiendas digitales como Apple TV, Google Play, Cinépolis Klic, Amazon Prime y Claro Video que venden y rentan, según la tienda.

Consolas de juegos como Microsoft a través de Xbox, que también vende y renta.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=MwXBogxmyho]

¿Llegan antes las películas a las plataformas de streaming como Netflix que a plataformas digitales de compra y renta?

El mexicano tiene una visión equivocada de la exclusividad de títulos para compra y alquiler digital y el tiempo en que las películas estarán disponibles en los servicios de suscripción.

La investigación mostró que, para muchos consumidores, la percepción es que los estrenos de cine tardan en llegar a las plataformas de streaming en promedio, de cinco a doce meses cuando esto es falso.

La realidad es la siguiente. Los grandes lanzamientos de cine llegan primero y exclusivamente a plataformas digitales de compra y renta para ser exactos 90 días después de su estreno en cine, en algunos casos incluso antes. Después, llegan a los canales de streaming también conocidos como proveedores de contenidos por suscripción, en donde el tiempo real que tardan en llegar gira en torno a los dos años.

¿Por qué se les llama plataformas digitales de compra y renta?

Porque permiten las dos opciones para que el usuario pueda ver la película pues se puede comprar o rentar la película ya sea de estreno o de catálogo.

Las diferencias son muy sencillas. Cuando se adquiere la película en modo de renta se cuenta con hasta 48 horas para mirar con toda la familia tantas veces como uno desee la película completa y sus escenas favoritas al azar, sin importar si es en la comodidad del televisor en la sala o en la tableta, teléfono celular o computadora. Transcurridas las 48 horas, el contenido desaparece de la lista personal y deberá alquilarse nuevamente para poder disfrutarla.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=eORZNJtN2wQ]

Mientras que, en modo de compra, la película forma parte del catálogo personal del usuario y puede verla todas las veces que desee a través del dispositivo que sea de su comodidad.

El precio de los lanzamientos en renta o de Video On Demand suele ser $50 pesos y $199 por compra. También existe la renta Premium o Premium Video On Demand que permite al consumidor alquilar los últimos lanzamientos sin tener que esperar mucho tiempo, por lo que el precio es de $99 pesos aproximadamente.

Las películas de catálogo, como los clásicos y franquicias lanzadas anteriormente, se pueden encontrar en $40 pesos o incluso menos a la renta, el precio de venta varía según el título.

Sony Pictures Home Entertainment te invita a conocer más a través de una campaña educativa en México y el resto de Latinoamérica, en Sony Channel, AXN y redes sociales @sonypicturesvideolatam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *