domingo, junio 26, 2022

Juan Daniel García Treviño reflexiona con Filmatronik de La Civil

Platicamos con el intérprete de La Civil y Ya No Estoy Aquí, y nos compartió cómo se ha preparado para ser lo que es

Si Juan Daniel García Treviño no hubiera sido descubierto para trabajar en Ya No Estoy Aquí de Netflix, de todas formas sería famoso, no por la actuación, que hace increíble en La Civil, sino porque puede con todo.

TE PUEDE INTERESAR: Adam Driver se integra a Megalopolis, la obra maestra de Coppola

El día que le dieron su primera oportunidad actoral, él estaba abriendo el concierto de Celso Piña en Monterrey, así que sólo era cuestión de tiempo para que el éxito tocara a la puerta.

El regio ha tomado clases de fotografía, de box, de albañilería, de soldadura y de todo lo que se te pueda ocurrir, porque es un ser realmente curioso, pero nunca pensó que el cine sería parte de su vida.

En entrevista con Filmatronik, Juan Daniel García Treviño nos comparte su experiencia en La Civil, cinta que ya puedes ver en todos los cines de México.

Juan Daniel García Treviño en La Civil
Juan Daniel García Treviño en La Civil

¿Cómo preparaste este personaje tan crudo pero que al mismo tiempo es parte de la sociedad?

Es algo muy vivo, tú puedes ver personas como El Puma en cualquier lugar, tal vez no sobre lo que hace (secuestros), pero sí su personalidad, sus matices, su forma de actuar. Su nombre, El Puma, ya lo dice todo, es un felino que está devorando a su presa, que siempre está buscando a una presa, que en este caso es la Señora Cielo.

¿Fue un trabajo actoral muy grande?

En este proyecto me toca irme con todo, echarme mucha basura en la conciencia, a crear toda esta crueldad, desde la forma en que habla y que mira. Me tocó ver a las personas, desde quién es Juan Daniel, y cómo veo a los demás, y quién era El Puma y cómo veía él a otros. Me pregunté qué diría para intimidar, cómo jugaría con todo el mundo. Fue un reto actoral muy grande, pero las películas que he hecho me han ayudado a ir estructurando a los diferentes personajes, es un crecimiento constante, pero, El Puma fue crear un personaje malvado. Yo me preguntaba cómo sería hacer un papel diferente, crearlo desde la nada, y fui haciéndolo desde los matices de mis amigos, con mi acento, pensando «si mi amigo El Jay camina así, tal vez yo deba caminar así», y se lo metía a El Puma, y así con cada detalle, agarrando detalles de diferentes personalidades.

La Civil no es como cualquier otra película, es una historia de una mujer fuerte, que va cambiando, cuyos matices se van adaptando a la realidad de la desaparición de su hija, y por eso me gustaría preguntarte, ¿qué opinas del personaje de Arcelia Ramírez, Cielo?

Arcelia es un pan de Dios, es increíble, y no digo que su personaje no lo sea, Cielo también es increíble, pero al haber trabajado tanto con Arcelia verla en personaje fue un poco contrastante, porque se filmó un poco cronológicamente, entonces cuando íbamos haciéndola Arcelia iba cambiando, su vibra se sentía diferente. Te puedo decir que Cielo es una mujer que todos necesitamos escuchar en este momento, por todos los casos que se están viviendo en Monterrey, en todo el estado y en todo el país, por lo fuerte que es el tema de las desaparecidas. Cielo es muy necesaria para México.

Juan Daniel García Treviño, ¿cómo fue que te invitaron a participar en La Civil?

Estaba trabajando en Monterrey como asistente de cámara, me había metido en este mundo de aprender cosas nuevas, y ahí fue que me buscaron, me dijeron que una directora me quería ver, y me pareció muy padre porque ya llevaba mucho tiempo sin hacer castings, me mandarían el guión y después tendríamos un zoom para platicar.

Lo lees y te encanta…

Al leerlo me di cuenta que más que buscarme como actor, estaban buscándome a mí para dar vida a El Puma, porque ahora los directores están pensando más en personas reales, que no eran actores previamente. Al platicar con la directora tuve que decirle con mis palabras quién era él, qué me reflejaba la película y eso fue lo que les gustó, yo me abrí a ellos, a la producción, a la directora a Mónica (del Carmen), así que realmente nunca hubo un casting, sino más bien una lectura de quién era yo. Fue muy bonito, muy espontáneo todo.

Uno de tus amigos participa en La Civil…

Sí, me preguntaron si tenía un amigo al que le interesara, porque querían a alguien que siempre estuviera conmigo, que tuviéramos cierta relación, así que tenía que ser una persona con la que vinculara bien, para que se viera ante cámara que nos conocemos bien, y entonces les presenté a mi amigo Jair. Me da mucho gusto que la producción se diera el tiempo de conocerme a mí, de conocer a las personas, porque ya saben que yo hice una película, ahora les tocaba saber quién era yo.

He estado viendo algunas entrevistas que has dado y en una de ellas me llamó la atención que dijiste que eras una persona muy curiosa, ¿crees que es esta curiosidad la que te ha llevado a proyectos tan interesantes?

Sí, totalmente. Siempre he sido muy curioso, desde los 8 años me acuerdo que mi mamá trabajaba en talleres de manualidades, de música, de pintura, de muchas cosas, y yo siempre anduve ahí, aprendiendo de todo, haciendo muñecos de plastilina, también hacía juguetes yo solo, hacía pulseras, las vendía. En quinto año yo dejé de estudiar, y por eso comencé a ver qué se acercaba a mi vida, así que siempre estuve en los centros comunitarios.

Aprendías tu solo, ¿no?

Sí, por ejemplo me metí a las artes marciales y me dijeron que por mis dos piernas, que me fracturé, ya no podía, así que me puse a trabajar con mi papá a la carpintería, con mis tíos a la albañilería, hacía soldadura con mis hermanos, de pronto me empecé a comprar mi equipo de kick box, entrenaba, y sí logré tener buen nivel y ya cumplí ese sueño, y así fue con la música, me gustó y comencé a aprender también, así que sí, siento que es esa curiosidad la que me hace aprender todo lo que se me presente.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @fimatronik

 

Latest Posts

PUBLICIDAD

TAMBIÉN LEE